Triclosán, conoce este agente antimicrobiano: sus efectos y regulaciones

El triclosán es un agente antimicrobiano de amplio espectro que sirve como desinfectante, conservante o antiséptico. Ha sido utilizado desde 1968 en productos de consumo personal como pasta de dientes, jabones, desodorantes, enjuagues bucales y cosméticos.

En los últimos años se ha cuestionado y criticado el uso de este agente antimicrobiano debido a que se ha indicado que la exposición a largo plazo en productos desinfectantes como jabones podría presentar riesgo para la salud, como resistencia bacteriana o efectos hormonales.

Además de tener también efectos negativos en los ecosistemas acuáticos, ya que no se elimina completamente durante el proceso de tratamiento de aguas residuales y aunque la biodegradación y absorción mitigan la disponibilidad de triclosán en el ambiente; subproductos generados como el metiltriclosán y otros fenoles clorados son de mayor toxicidad y resistencia a la degradación que el compuesto original.

Prohibiciones y restricciones del Triclosán

Por las razones anteriormente mencionadas, en el 2014 las Directivas de la Unión Europea restringen el uso del triclosán en el Reglamento (UE) N° 358/2014 a una concentración máxima del 0,3% como conservante en productos cosméticos como pastas de dientes, pastas de jabón, jabón líquido y gel de ducha, desodorantes, entre otros. Sin embargo, en septiembre de 2016 la FDA publicó un comunicado de prensa donde “emite la regla definitiva sobre la seguridad y la eficacia de los jabones antibacterianos” reglamentando la eliminación del triclosán en sus listas de sustancias permitidas para uso en jabones y geles de baño debido a que los fabricantes de estos no proporcionaron la información suficiente para reconocer este agente antimicrobiano como seguro y eficaz.

La Secretaria General de la Comunidad Andina publicó la Resolución No. 1953 de 2017 y Resolución 2025 de 2018 que actualiza la anterior, restringiendo el uso del triclosán en productos cosméticos acatando la reglamentación de condiciones y concentraciones de las Directivas de la Unión Europea y prohibiendo el uso de este en jabones y geles para el aseo e higiene corporal como de otros ingredientes sujetos al reglamento final 21 CFR 310 del 2016 de la FDA.

Siendo así esta regulación considerada por los organismos reguladores en Colombia como el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) el cual desde el año pasado no acepta solicitudes de asignación, reconocimiento y renovación de códigos de Notificación Sanitaria Obligatoria para este tipo de productos.

De igual forma, Flowchem en pro de seguir los lineamientos de la normativa colombiana y de ofrecer productos seguros a sus clientes y convertirse en su mejor aliado, presenta sus productos de limpieza para el lavado de manos: jabón Quatcare a base de sales cuaternarias de amonio de última generación y el jabón Lactycare con ácido láctico, que además de contener componentes biodegradables, tiene en su fórmula productos naturales que humectan y cuidan su piel.

Abrir chat
1
¿En qué podemos ayudarte?