desinfectantes más utilizados en la industria de alimentos

DESINFECTANTES MÁS USADOS EN LA INDUSTRIA DE ALIMENTOS

Es fundamental la desinfección de las superficies en todo tipo de ambientes en la industria de alimentos, con el fin de garantizar la inocuidad de los alimentos, de este modo se previenen infecciones alimentarias y se logra que el producto tenga una mayor vida comercial. Para esto, todos los equipos y utensillos que se utilicen en las zonas de trabajo deben ser desinfectados. Solo así se logrará las condiciones higiénicas necesarias para alcanzar el objetivo, por eso conoceremos los desinfectantes más utilizados en la industria de alimentos.

La acción biocida de los desinfectantes, es decir las sustancias que actúan a nivel de la membrana celular del microorganismo destruyendo los sistemas que lo permiten vivir, está influida por diferentes factores; el tiempo de contacto, temperatura de aplicación, concentración, tensión supercial de la solución desinfectante, PH, número y localización de los microorganismos y tipos de microorganismos objetivos. Aunque en la práctica, lo que más influye es la eficiencia de la fase de limpieza, en la separación de la suciedad orgánica e inorgánica, esta separación se consigue por medio de los detergentes utilizados en el proceso. Éstos deben lograr que la suciedad y todos los microorganismos se separen de la superficie, así la siguiente fase será más eficiente.

Conoce los detergentes para la industria de alimentos.

Es importante saber, que la limpieza elimina el 80% de la carga microbiana, la desinfección de las superficies elimina alrededor de un 95% y la esterilización puede eliminar hasta un 99,9%, los tres son procesos diferentes que no deben confundirse.

En la industria de alimentos se debe lograr la eliminación de los microorganismos patógenos que son los organismos que solo pueden ser observados con la ayuda de un microscopio y la reducción de organismos alterantes estos son los que alteran las características organolépticas y fisicoquímicas de los alimentos como el sabor, color, olor, pH, viscosidad, textura entre otros.

Antes de llevar a cabo cualquier plan de desinfección se debe definir qué tipos de microorganismos son los que se desean destruir, aunque en la mayoría de los casos el desinfectante debe realizar su acción sobre diferentes tipos de microorganismos. En la industria de alimentos los microbianos que se pueden encontrar son: mohos y levaduras, micro bacterias, virus (encapsulados o no), bacterias gram + y gram – y en forma esporulada.

Éstos grupos microbianos reaccionan diferente a los desinfectantes. Por ello, para mantener una concentración efectiva del producto, es importante tener en cuenta las causas que reducen su eficacia, estas pueden ser: Presencia de materia orgánica y suciedad en la zona a tratar, la caducidad del producto. Es decir si el producto ya caducó no será eficiente a la hora de aplicarlo; reducir el tiempo de actuación antes del enjuague final, utilizar la dosis recomendada por el fabricante y por último, monitorear periódicamente las dosis utilizadas.

Los tipos de desinfectantes más utilizados en la industria de alimentos y su actuación frente distintos tipos de microorganismos son:

Glutaraldehido. Son biocidas de amplio espectro, eficientes contra bacterias, mohos, virus y micro bacterias.

Sales de amonios cuaternarios. Estos son bactericidas, fungicidas y virucidas, son efectivos tanto en el medio alcalino como acido, mostrados mejores resultados en el alcalino.

Alcoholes. Son antimicrobianos, son buenos solventes de otros productos y poseen una rápida acción. Actuan sobre bacterias gram positivas y gram negativas, incluyendo además micro bacterias, hongos y virus.

Peróxido de hidrogeno. Este es efectivo frente a bacterias y virus según la concentración y condiciones de utilización. Demuestra amplio espectro de eficacia frente a bacterias gram positivas.

Ácidos y álcalis. Estas son altamente bactericidas, la eficacia de estos dos agentes está ligada a la concentración de iones H+ y OH-.

Ácido peracético. Es un antiséptico de tipo oxidante, en concentraciones inferiores a 100ppm inhibe y mata bacterias gram positivas, gram negativas, micro bacterias, hongos y levaduras.

Conoce la importancia del ácido peracético.

Biguanidas poliméricas: este es muy efectivo frente a pseudomonas spp, es por ello que su uso se recomienda especialmente para empresas embotelladoras de agua, posee un elevado espectro de actividad biocida, especialmente en Ph alcalinos.

Estos dos últimos, por su efecto no espumante son ideales para la desinfección de circuitos e instalaciones CIP.

Adicional a todo lo anterior es necesario que se lleven a cabo diferentes tipos de protocolos según las necesidades de desinfección. Hay otros aspectos que se deben tener en cuenta como el diseño de la maquinaria, la rugosidad de las superficies, qué causa la persistencia de los microorganismos entre otros. El análisis de la mayoría de factores posibles lograra que se alcance un mayor grado de higiene garantizando la seguridad de los alimentos.

Utensilios de Limpieza y Desinfección

Utensilios de limpieza y desinfección que no deben faltar

Los utensilios de limpieza y desinfección siempre han sido indispensables para todo tipo de tareas en cualquier proceso en la industria. El tipo de material de estos implementos y su diseño son cruciales a la hora de tomar la decisión sobre cuál es el más adecuado según el tipo de suciedad que se genere.

En este artículo, vas a aprender a ​seleccionar los utensilios de limpieza y desinfección​, según sus tipo y uso. Ideales para acabar con la suciedad que amenaza el buen estado de las superficies y equipos que se utilizan para el proceso. Recuerda que muchos de estos tips no solo van direccionados a la industria; pueden ser una excelente herramienta para cualquier tipo de labor de limpieza y desinfección que realices.

Tipos de utensilios de limpieza y desinfección

En la actualidad, hay una enorme variedad de equipos y utensilios para la limpieza y desinfección con diferentes tamaños, pesos, usos y materiales, por lo tanto, ​a veces es difícil poder clasificarlas​. Sin embargo, se destacan dos tipos de herramientas:

Herramientas mecánicas

Son las que necesitan una ​fuente de energía externa​ para funcionar y usarse. En general, hay dos tipos de energía con que se alimentan las herramientas: eléctrica o térmica. Aunque esta última se transforma en energía mecánica con la utilización de combustibles como, por ejemplo, gasolina.

Herramientas manuales

A diferencia de las mecánicas, estas funcionan con el​ esfuerzo muscular humano​. Dependiendo de su grado de dificultad, realizando movimientos específicos para ser preciso y eficaz en su utilización. 

Usos y selección de los utensilios de limpieza y la desinfección.

Dependiendo del tipo de suciedad y superficie dentro de las planta y oficinas, vas a necesitar una herramienta, sin importar si es mecánica o manual, que cumpla con lo necesario para utilizarla en ese momento.  

Antes de empezar el proceso de limpieza, debes pensar en si tienes los equipos y utensilios adecuados y que el personal esté capacitado en cómo maniobrarlos. Recuerda que para evitar accidentes o daños en los equipos de procesos e instalaciones, se debe pasar por un ​mantenimiento preventivo​, siguiendo las​ recomendaciones​ de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA).  

En general, la brigada de limpieza y desinfección debe contar con las siguientes herramientas esenciales para la mayoría de los casos.

Guantes

Para lograr una buena destreza y tener seguridad en la manipulación de detergentes y desinfectantes durante las Operaciones Sanitarias o lo POES (Procedimientos Operativos Estandarizados de Sanitización), es fundamental contar con unos guantes de Nitrilo fabricados de goma sintética, ya que superan a los otros tipos de guantes. Son más resistentes, no producen alergia y proporcionan confort y adaptabilidad. 

Con relación a la resistencia de los guantes, esta puede ser evaluada frente al estiramiento o a las punciones. En estos casos encontramos que los guantes de nitrilo son menos propensos a las punciones y rasgaduras, así como más resistentes frente a la mayoría de químicos y disolventes fuertes. Asimismo, la OSHA los recomienda; por tanto al ser más resistentes son también mejores en protección.

utensilios de limpieza y desinfección

En conclusión los guantes de este material tienen como ventajas más destacables están su excelente resistencia a la abrasión y a la perforación; son tres veces superior al látex y presentan buenas prestaciones mecánicas. También poseen excelente resistencia a aceites, grasas e hidrocarburos, así como a los ácidos, ciertos disolventes orgánicos, pesticidas, combustibles; y uno de los factores más importantes es que al no tener las proteínas del latex, es antialérgico, lo cual es una ventaja para las personas que pudiesen tener reacciones alérgicas en la piel a este tipo de material.

También es importante, entre más largo sea el guante más protección tendremos para el brazo, lo ideal es tener como mínimo un diseño que llegue hasta los codos, si pueden ser tipo mosquetero mucho mejor, en caso que la solución de detergente o desinfectante llegue a entrar al guante, se recomienda remover el guante y lavar el brazo y el guante internamente con abundante agua.

Escoba y Cepillo

Para este tipo de implemento es fundamental la clase de material, por ejemplo el polibutileno tereftalato (PBT) es un polímero que se utiliza ampliamente como aislante de la electricidad. El PBT es resistente a los disolventes, se encoge muy poco durante el formado; es mecánicamente fuerte, resistente al calor hasta 150°C y puede ser tratado con retardantes de llama para que sea incombustible. Con estas características es un tipo de material que además de resistir altas temperaturas, también tiene un excelente comportamiento frente a químicos con pH muy extremo ya sea una matriz muy ácida o muy alcalina. Este puede tener una vida útil 3 a 4 veces más que el resto de las escobas o cepillos que normalmente se utilizan en labores domésticas de aseo.

utensilios de limpieza y desinfección

Cabe aclarar que según el tipo de suciedad se debe elegir el diseño más adecuado. Cuando se requiere realizar un trabajo de lavado de mucha abrasión lo más ideal es utilizar un implemento con cerdas duras y cuando la suciedad no está tan incrustada, se realizará un barrido, o es un sistema de superficie delicada -como la modulación en cavas de refrigeración o congelación- o cualquier piso delicado, se recomienda la escoba con cerdas suaves.

Trapeador y escurridor

Cuando el proceso de limpieza y desinfección se realiza en plantas o lugares donde se maneja gran cantidad de agua como pasa en el sector lácteo, cárnico o incluso algunas empresas del sector industrial, se recomienda el uso de haraganes, escurridores o jaladores de hule como se conocen en el mercado. Este tipo de utensilio de limpieza y desinfección nos sirve para evacuar de una forma más rápida los líquidos o sólidos que pueden estar sobre una superficie a la hora de realizar la limpieza o el enjuague en áreas. De esta forma se pueden realizar los procesos más rápido sin que los tiempos de pare de planta sean muy prolongados y los operarios no se desgasten mucho en tareas, donde si se utiliza trapeador, serían más complejas.

utensilios de limpieza y desinfección

Hoy en día se manejan diferentes materiales para los escurridores los cuales evitan la proliferación de microorganismos como lo son los hongos. También se pueden codificar por colores y su limpieza y desinfección después de utilizarlos es muy fácil.

Para las traperas por ejemplo, se han desarrollado tipos de fibras con un antibacterial en ellas, esto evita la proliferación de microorganismos en los hilos que la componen y por ende los malos olores. Además de conservar su color después del proceso de limpieza y desinfección que se les realiza inclusive cuando se les aplican blanqueadores.

Sabras Abrasivas

Recomendamos el uso de sabras abrasivas para el lavado y limpieza profunda de utensilios y superficies en general. Su composición de fibras sintéticas la hacen  resistente al agua, siendo durable y termoendurecida. Las sabras también se fabrican por colores, normalmente encontramos azules, verdes (es la que más se observa), negras y rojas, dependiendo del tipo de suciedad o incrustación se recomienda el color y la calidad del material. 

utensilios de limpieza y desinfección

Implementos codificados por colores

En la limpieza es fundamental mantener una correcta higiene evitando que los materiales que se usan en una zona no se utilicen en otra. Este sistema consiste en darle un color a cada implemento dependiendo del área donde se use. Es una excelente forma de controlar la contaminación cruzada. Además, otra de las grandes ventajas de este sistema es que el color es un lenguaje universal que cualquier persona puede reconocer.

utensilios de limpieza y desinfección

Recuerda que

Como medida preventiva, a todos estos implementos se les debe de realizar su protocolo de limpieza y desinfección después de ser utilizados; ya que pueden volverse una fuente de contaminación. Esto podría pasar si los procesos de limpieza de los implementos son deficientes, llegando a almacenar bacterias con el tiempo.

Finalmente, se recomienda que antes de realizar todo el proceso de limpieza y desinfección en las diferentes áreas, se tenga muy clara la información por parte del asesor y cuales son los implementos más adecuados para dicha labor. De forma que se logren procesos más efectivos a bajos costos. Contáctanos y con gusto te asesoraremos.

 

Desinfección Eficaz

¿Cómo saber si estamos haciendo una Desinfección Eficaz?

Debido a la pandemia que estamos enfrentando con el Covid-19, limpiar y desinfectar superficies con las que interactuamos diariamente se ha convertido en un quehacer usual de nuestra rutina. Como actualmente no disponemos de una vacuna contra este virus, las prácticas de higiene se han convertidos en nuestras aliadas para evitar su propagación.

Sin embargo, durante el proceso nos pueden saltar dudas como ¿El desinfectante que utilizo es efectivo? o ¿Cómo puedo asegurar que estoy desinfectando adecuadamente? Para resolver tus dudas, te contamos a continuación los factores principales a tener en cuenta para una desinfección eficaz.

Primer factor: limpiar antes de desinfectar

Primero debemos recordar que la limpieza y desinfección son dos procesos con objetivos diferentes y los cuales se deben ejecutar en orden. La limpieza debe ser el paso previo a la desinfección, con la cual vamos a remover el polvo, grasa y materia orgánica presente en la superficie, que puede servir como nutrientes a los microorganismos, posterior a esto se realiza la desinfección para bajar la concentración de microorganismos a un nivel seguro.

La razón por la cual es necesario desinfectar una superficie limpia es porque, por ejemplo, sustancias desinfectantes como el hipoclorito de sodio, desinfectante muy utilizado contra el Covid-19, puede reaccionar en presencia de materia orgánica haciendo que este sea menos efectivo. 

Ver 10 Mitos de limpieza y desinfección en tiempos de COVID-19

Además de la limpieza para garantizar en primera instancia la efectividad del producto, es fundamental seguir al pie de la letra factores que el proveedor del desinfectante nos indica para el buen funcionamiento del producto como, la concentración y tiempos de contacto, entre otros. 

Aunque en el mercado encontraremos desinfectantes listos para usar, la mayoría de estos se venden concentrados para luego ser diluidos en agua, por lo que es esencial seguir las instrucciones de preparación y verificar la concentración a la cual es efectivo el producto y seguro al aplicar. 

Segundo factor: medir la concentración del desinfectante

Medir la concentración del desinfectante preparado antes de su aplicación, es el segundo paso importante que debemos realizar para garantizar una desinfección eficaz. Esta medición se puede realizar mediante tirillas de medición, kits de titulación o métodos analíticos como, por ejemplo, la espectrofotometría. 

Las tirillas de medición son una forma rápida y sencilla de verificar la concentración de desinfectantes, por medio de un cambio de color que se compara con una tabla de colores que determinará la concentración. Actualmente podemos encontrar tirillas medidoras para desinfectantes a base de diferentes compuestos como cloro, amonios cuaternarios, ácido peracético, glutaraldehído, entre otros.

Estas tirillas además de ayudarnos a conocer la concentración inicial del desinfectante preparado se pueden utilizar para conocer la concentración de la solución preparada a lo largo del tiempo; por ejemplo, verificar si la solución preparada en el tapete de desinfección de calzado a las tres horas, sigue siendo óptima para una desinfección eficaz o es requerido preparar de nuevo. 

Además de tirillas de medición para desinfectantes, en el mercado también se encuentran tirillas de medición de pH y cloro residual para agua potable. Siendo un opción económica y sencilla a los kits de cloro y pH que se encuentran actualmente, de los cuales alguno reactivos suelen ser costosos y se debe disponer de un plan para desechos químicos peligrosos.

Tercer factor: tiempo de contacto de desinfección

Por último, no debemos olvidar el tiempo de contacto. La mayoría de los desinfectantes no eliminan los microorganismos al instante de entrar en contacto con ellos; se requiere de un tiempo mínimo de exposición en las superficies para la eliminación de estos. Los tiempos de contacto depende de la molécula del desinfectante y su concentración.

En Flow Chem contamos con tirillas para medición de desinfectantes, pH y cloro en agua potable, si desea más información no dudes en contactarnos, estamos dispuestos a asesorarte en el uso de estas herramientas. Comunícate con nosotros y conoce las diferentes alternativas que tenemos para ofrecerte.

 

Bibliografía
    1. Importance of accurate measurement of cleaners and sanitizers. Food Safety Magazine. 2013. https://www.foodsafetymagazine.com/magazine-archive1/februarymarch-2013/food-safety-insider-sanitation-solutions/importance-of-accurate-measurement-of-cleaners-and-sanitizers/
    2. Measuring disinfectant / sanitizer concentration. 3M. 2017. https://multimedia.3m.com/mws/media/801225O/measuring-disinfectant-sanitizer-concentration-tech-talk.pdf
    3. The ultimate guide to sanitizers and disinfectants. Hanna Instruments. 2020. https://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:EymMV3J98LYJ:https://blog.hannainst.com/ultimate_guide_sanitizers+&cd=13&hl=es-419&ct=clnk&gl=co
    4. Strain, disinfectant, concentration, and contact time quantitatively impact disinfectant efficacy. Alyssa M. WestPeter J. TeskaCaitlinn B. Lineback, and Haley F. Oliver. 2018. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5883281/ 

 

10 Mitos de limpieza y desinfección

10 Mitos de limpieza y desinfección en tiempos de COVID-19

Con preocupación vemos diariamente desde que se inició la pandemia, errores en las prácticas de limpieza y desinfección, que en ninguna forma favorecen la bioseguridad de las personas. Esto debido básicamente al desconocimiento en el tema pues digamos que hasta ahora la limpieza y la desinfección eran un tema netamente de facilidades hospitalarias, sector farmacéutico y alimenticio. 

Por la actual situación, surge la necesidad de aplicar protocolos de bioseguridad básicos a nuevos panoramas tan sencillos como el diario vivir en nuestro hogar o en empresas donde el tema nunca había sido una prioridad. 

Como empresa sentimos la responsabilidad de lanzar esta guía, donde, basados en nuestro conocimiento en el área, de más de 12 años en el sector de la limpieza y la desinfección especializada del sector industrial y apoyándonos además de los pronunciamientos de entidades gubernamentales como la OMS (Organización Mundial de la Salud), la EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) y el CDC del mismo país (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades); pretendemos instruir a los consumidores en identificar las malas prácticas o los 10 Mitos de limpieza y desinfección.

 

10 MITOS O FORMAS INCORRECTAS DE LLEVAR A CABO UN BUEN PROCESO DE LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN

MITO 1: Pulverizar e introducir cloro u otro desinfectante en mi cuerpo me protegerá contra COVID-19.

No rocíe bajo ninguna circunstancia ni introduzca lejía-cloro o ni ningún otro desinfectante en su cuerpo. Estas sustancias pueden ser venenosas si se ingieren y causan irritación y daños en la piel y los ojos.

El blanqueador y el desinfectante deben usarse con cuidado para desinfectar solo las superficies. Recuerde mantener el cloro (lejía) y otros desinfectantes fuera del alcance de los niños. 

Lavarse las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol o lavarse las manos con agua y jabón son las formas más efectivas de eliminar el virus.

MITO 2: Los sistemas públicos para desinfectar a las personas, como la pulverización a través de túneles o cabinas son seguros.

La pulverización de personas con desinfectantes (como en un túnel, gabinete o cabina) no se recomienda en ninguna circunstancia. Esta práctica podría ser física y psicológicamente perjudicial y no reduciría la capacidad de una persona infectada de propagar el virus a través de gotas o contacto. Incluso si alguien que está infectado con COVID-19 atraviesa un túnel o cámara de desinfección, tan pronto como comienza a hablar, toser o estornudar aún puede transmitir el virus.

MITO 3: Si uso una dosificación de desinfectante mayor es mejor.

La sobredosificación de productos químicos es un problema real en cualquier sector. Tendemos a pensar que a mayor concentración, mejores serán los efectos de la limpieza y la desinfección, pero esto no es exactamente así. Y es que, además de malgastar productos químicos, corremos el riesgo de convertir la limpieza y desinfección en procesos ineficaces. Por ello, se recomienda ofrecer al personal de limpieza las soluciones de limpieza y desinfección previamente preparadas.

Cabe aclarar también que dosificar menor cantidad de desinfectante o subdosificar también es una mala práctica pues estaríamos teniendo dosis subletales que no afectarían a los microorganismos que se pretenden atacar.

La seguridad y la eficacia de un producto desinfectante pueden cambiar en función de cómo se use, solicita siempre a tu proveedor la ficha técnica del producto para identificar cual es la dosificación óptima, estas dosificaciones deben estar respaldadas por estudios microbiológicos llevados a cabo por el proveedor.

MITO 4: Si fumigo o hago aspersión de los espacios exteriores estoy reduciendo el riesgo de COVID-19 para el público. 

No está comprobado. Las áreas al aire libre, como los parques infantiles, parques, calles, etc, generalmente requieren una limpieza de rutina normal, pero no requieren desinfección. No rocíe desinfectante al aire libre: no es un uso eficiente de los suministros y no se ha demostrado que reduzca el riesgo de COVID-19 para el público.

Las superficies de alto contacto hechas de plástico o metal, como las barras de agarre y las barandas, deben limpiarse de manera rutinaria. No se recomienda la limpieza y desinfección de superficies de madera (estructuras de juego, bancos, mesas).

El efecto tóxico de la pulverización con productos químicos como el cloro en las personas puede provocar irritación en los ojos y la piel; broncoespasmo debido a la inhalación y efectos potencialmente gastrointestinales como náuseas y vómitos. Además de las preocupaciones de seguridad de la salud, el uso de desinfectantes en las prácticas de pulverización a gran escala puede evitar que este recurso se use para intervenciones importantes como el tratamiento del agua potable y la desinfección ambiental de las instalaciones de atención médica.

A menos que la etiqueta del producto pesticida incluya específicamente instrucciones de desinfección para nebulización, fumigación o pulverización electrostática o de área amplia, la EPA no recomienda el uso de estos métodos para aplicar desinfectantes. La EPA no ha evaluado la seguridad y eficacia del producto para los métodos que no se abordan en la etiqueta.

MITO 5. “Nebulizar” es suficiente para combatir el COVID 19.

No es suficiente simplemente “nebulizar” un área con un desinfectante que no cumple con los requisitos de la etiqueta donde se especifique que puede ser usado de esta manera y sin una limpieza previa adecuada. En Estados Unidos puede ser una violación de la ley federal. Más importante aún, la aplicación inadecuada del desinfectante puede conducir a una falsa sensación de seguridad; un aumento de los riesgos para la salud y no ser eficaz para reducir el riesgo de propagación de COVID-19.

Sin embargo, los CDC no han considerado el método de “nebulizar” como la forma más efectiva de combatir COVID-19, ya que no limpia la superficie afectada.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que limpie las superficies contaminadas con productos desinfectantes líquidos para evitar la propagación de enfermedades. La nebulización puede ser realizada para control microbiológico (otros virus y bacterias) del ambiente. En el sector alimenticio por ejemplo es una práctica muy utilizada para controlar cargas de microorganismos aeróbicos perjudiciales al proceso. Sin embargo para el COVID-19 no hay evidencia suficiente de que sea efectivo.

MITO 6. Métodos alternativos de desinfección. Las lámparas ultravioletas (UV) pueden usarse para desinfectar las manos u otras áreas de la piel. 

Falso. La radiación UV puede causar irritación en la piel y dañar los ojos. Se desconoce la eficacia de los métodos alternativos de desinfección, como las ondas ultrasónicas, la radiación UV de alta intensidad y la luz azul LED contra el virus COVID-19.

La EPA no revisa rutinariamente la seguridad o la eficacia de los dispositivos pesticidas, como las luces UV, las luces LED o los dispositivos ultrasónicos. Por lo tanto, no puede confirmar si, o bajo qué circunstancias, dichos productos podrían ser efectivos contra la propagación de COVID-19.

MITO 7. Solo desinfectar es suficiente. 

El hecho de desinfectar algo sucio produce que el desinfectante pierda eficacia, porque la suciedad hace de barrera protectora y puede servir de caldo de cultivo para virus y bacterias. Aplicar un producto desinfectante sin haber limpiado previamente la superficie es un error muy común.

A no ser que encontremos un producto 2 en 1, es decir que limpie y desinfecte en un solo paso, es completamente necesario limpiar la superficie en cuestión con detergente y agua antes de aplicar el desinfectante. Solo si nos aseguramos de eliminar la materia orgánica previamente, garantizamos el correcto efecto del desinfectante. De no ser así, corremos el riesgo de que la materia orgánica inactive el efecto del desinfectante.

En la práctica estamos viendo cómo se desinfecta el calzado sucio ingresando a pediluvios, aspersiones en superficies sin una correcta limpieza inicial por ejemplo, todas estas son malas prácticas.

MITO 8: El jabón antibacterial no ayudará.

Hay rumores de que dado que el COVID-19 es un virus y no una bacteria, el jabón antibacteriano no matará al virus. Pero esto simplemente no es cierto. Según Pall Thordarson, profesor de química en la Universidad de Nueva Gales del Sur, Sydney, “El virus es una nanopartícula autoensamblada en la que el eslabón más débil es la bicapa lipídica (grasa). El jabón disuelve la membrana grasa y el virus se desmorona como un castillo de naipes y muere; o más bien, deberíamos decir que se vuelve inactivo ya que los virus no están realmente vivos”.

La combinación de agua jabonosa y un roce vigoroso esencialmente desmontará los componentes básicos del virus y disolverá la parte “pegajosa” que hace que el virus se adhiera a la piel humana. Los desinfectantes para manos (con un contenido de alcohol del 60% +) funcionan de manera similar. Sin embargo, no son tan confiables como el agua y el jabón porque no garantizan la misma cobertura de manos.

MITO 9. Verificación de la concentración del producto usado

Como explicamos anteriormente, todos los desinfectantes tienen diferentes concentraciones a las cuales son efectivos contra bacterias y virus. Generalmente esta concentración se mide en partes por millón o mililitros del desinfectante por litro de agua. Esta concentración y su efectividad debe ser validada en laboratorios especializados y debe estar soportada por el fabricante. Todos los productos así tengan un mismo principio activo no funcionarán igual. 

Si esta dosificación se realiza incorrectamente el proceso de limpieza y desinfección no será efectivo y por esto es de vital importancia su verificación. Para resumir, si el fabricante te indica que uses para determinado superficie por ejemplo, un desinfectante a 10 ml por litro, pero dosificas 5 ml, la capacidad microbicida del mismo se puede ver afectada y estarías desperdiciando el producto y poniendo en riesgo tu seguridad.

Conoce cómo con tirillas indicadoras puedes monitorear la dosificación correcta del desinfectante. Link a las tirillas.

MITO 10: Todos los productos para limpiar y desinfectar son los mismos. Que estén respaldados por una empresa con trayectoria no importa.

Fíjate bien con que empresa vas a adquirir estos productos. Vemos miles de productos que abundan en internet y las redes sociales prometiendo resultados rápidos y extraordinarios contra el COVID-19. Muchos de estos tienen un común denominador, son fraudulentos y ponen en riesgo la salud de los colombianos. 

Su salud debe estar en manos de un buen proveedor que mínimamente cuente con requerimientos de fabricación confiables; una planta certificada por el INVIMA  es un sello de seguridad y calidad que se debería exigir. Así te aseguras de que los procesos de fabricación de tu proveedor son seguros y que los estándares de calidad son altos. Puedes requerir también estudios microbiológicos e información técnica relevante del producto.

El precio no debe ser la variable diferenciadora de estos productos, tu salud es más importante.

Esperamos con esta guía sobre los 10 Mitos de limpieza y desinfección, haberte ayudado a aclarar algunas de las dudas más comunes en estos tiempos de pandemia. Queremos que realices estos procesos lo más acertadamente posible. El COVID-19 es una situación extremadamente grave y entendemos que tu salud y seguridad, la de tus empleados y familia está en juego. No te arriesgues; contacta a los profesionales, con gusto te asesoraremos.

BIBLIOGRAFIA
    1. WHO-World Health Organization. Coronavirus disease (COVID-19) advice for the public: Myth busters https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/myth-busters
    2. EPA-Enviromental Protection Agency. Frequent questions related to Coronavirus (COVID-19). https://www.epa.gov/coronavirus/can-i-use-fumigation-or-wide-area-spraying-help-control-covid-19
    3. CDC-Center for Disease and Control Prevention. Cleaning and Disinfecting Your Facility.https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/community/disinfecting-building-facility.html

 

Pediluvios

TAPETES SANITIZANTES (PEDILUVIOS): DESINFECCIÓN DE BOTAS

Un aspecto importante en la industria de alimentos es la higiene de la dotación del personal implicado en la elaboración de los productos. TAPETES SANITIZANTES

Toda empresa productora de alimentos debe tener un protocolo de limpieza y desinfección para los empleados que entren en contacto con materias primas, equipos, utensilios, ingredientes, material de empaque, producto en proceso y producto terminado.

La higiene de los manipuladores de alimentos es esencial para la producción segura e inocua de cualquier producto alimenticio, por lo tanto, el personal que trabaja en áreas donde el producto está expuesto debe usar uniforme, limpio y en buen estado.

Desinfección de botas

En esta ocasión hablaremos sobre la limpieza de las botas antes del ingreso a planta, para la cual existen los pediluvios o tapetes sanitizantes. Estos equipos sirven para reducir la carga de microorganismos que se encuentran en el calzado y que son causales de enfermedades. Están diseñados para desinfectar zapatos y botas a la entrada de los procesos. Pueden utilizarse en aplicaciones húmedas y secas y en diversos tamaños y capacidades. Otra de sus ventajas es el ser portátiles, pueden ser reubicados constantemente y su proceso de limpieza es mucho más fácil a un pediluvio tradicional.

Para que sean efectivos, se recomienda un proceso de dos pasos. Primero la limpieza de las botas con PURE DEGRAS (detergente neutro) y después, la desinfección en los Tapetes Sanitizantes con GLUTAPURE (desinfectante líquido, actúa bajo presencia de materia orgánica). Los pediluvios deben ser ubicados en el filtro sanitario de la planta. También deben controlarse por todas aquellas personas que lo usan diariamente. De esta forma se asegura que el desinfectante se cambia cuando está sucio visualmente o cuando no marca las partes por millón (ppm) establecidas en el plan de limpieza y desinfección estipuladas para este proceso, y que las soluciones utilizadas sean mezcladas a las dosificaciones apropiadas. El GLUTAPURE, es el producto recomendado para utilizar con los tapetes sanitarios. Es un desinfectante de alto nivel a base de glutaraldehido y amonios cuaternarios, específicamente diseñado para reducir a cargas microbiológicas en dicho proceso.

 

1 2
Abrir chat
1
¿En qué podemos ayudarte?