Desinfección Eficaz

¿Cómo saber si estamos haciendo una Desinfección Eficaz?

Debido a la pandemia que estamos enfrentando con el Covid-19, limpiar y desinfectar superficies con las que interactuamos diariamente se ha convertido en un quehacer usual de nuestra rutina. Como actualmente no disponemos de una vacuna contra este virus, las prácticas de higiene se han convertidos en nuestras aliadas para evitar su propagación.

Sin embargo, durante el proceso nos pueden saltar dudas como ¿El desinfectante que utilizo es efectivo? o ¿Cómo puedo asegurar que estoy desinfectando adecuadamente? Para resolver tus dudas, te contamos a continuación los factores principales a tener en cuenta para una desinfección eficaz.

Primer factor: limpiar antes de desinfectar

Primero debemos recordar que la limpieza y desinfección son dos procesos con objetivos diferentes y los cuales se deben ejecutar en orden. La limpieza debe ser el paso previo a la desinfección, con la cual vamos a remover el polvo, grasa y materia orgánica presente en la superficie, que puede servir como nutrientes a los microorganismos, posterior a esto se realiza la desinfección para bajar la concentración de microorganismos a un nivel seguro.

La razón por la cual es necesario desinfectar una superficie limpia es porque, por ejemplo, sustancias desinfectantes como el hipoclorito de sodio, desinfectante muy utilizado contra el Covid-19, puede reaccionar en presencia de materia orgánica haciendo que este sea menos efectivo. 

Ver 10 Mitos de limpieza y desinfección en tiempos de COVID-19

Además de la limpieza para garantizar en primera instancia la efectividad del producto, es fundamental seguir al pie de la letra factores que el proveedor del desinfectante nos indica para el buen funcionamiento del producto como, la concentración y tiempos de contacto, entre otros. 

Aunque en el mercado encontraremos desinfectantes listos para usar, la mayoría de estos se venden concentrados para luego ser diluidos en agua, por lo que es esencial seguir las instrucciones de preparación y verificar la concentración a la cual es efectivo el producto y seguro al aplicar. 

Segundo factor: medir la concentración del desinfectante

Medir la concentración del desinfectante preparado antes de su aplicación, es el segundo paso importante que debemos realizar para garantizar una desinfección eficaz. Esta medición se puede realizar mediante tirillas de medición, kits de titulación o métodos analíticos como, por ejemplo, la espectrofotometría. 

Las tirillas de medición son una forma rápida y sencilla de verificar la concentración de desinfectantes, por medio de un cambio de color que se compara con una tabla de colores que determinará la concentración. Actualmente podemos encontrar tirillas medidoras para desinfectantes a base de diferentes compuestos como cloro, amonios cuaternarios, ácido peracético, glutaraldehído, entre otros.

Estas tirillas además de ayudarnos a conocer la concentración inicial del desinfectante preparado se pueden utilizar para conocer la concentración de la solución preparada a lo largo del tiempo; por ejemplo, verificar si la solución preparada en el tapete de desinfección de calzado a las tres horas, sigue siendo óptima para una desinfección eficaz o es requerido preparar de nuevo. 

Además de tirillas de medición para desinfectantes, en el mercado también se encuentran tirillas de medición de pH y cloro residual para agua potable. Siendo un opción económica y sencilla a los kits de cloro y pH que se encuentran actualmente, de los cuales alguno reactivos suelen ser costosos y se debe disponer de un plan para desechos químicos peligrosos.

Tercer factor: tiempo de contacto de desinfección

Por último, no debemos olvidar el tiempo de contacto. La mayoría de los desinfectantes no eliminan los microorganismos al instante de entrar en contacto con ellos; se requiere de un tiempo mínimo de exposición en las superficies para la eliminación de estos. Los tiempos de contacto depende de la molécula del desinfectante y su concentración.

En Flow Chem contamos con tirillas para medición de desinfectantes, pH y cloro en agua potable, si desea más información no dudes en contactarnos, estamos dispuestos a asesorarte en el uso de estas herramientas. Comunícate con nosotros y conoce las diferentes alternativas que tenemos para ofrecerte.

 

Bibliografía
    1. Importance of accurate measurement of cleaners and sanitizers. Food Safety Magazine. 2013. https://www.foodsafetymagazine.com/magazine-archive1/februarymarch-2013/food-safety-insider-sanitation-solutions/importance-of-accurate-measurement-of-cleaners-and-sanitizers/
    2. Measuring disinfectant / sanitizer concentration. 3M. 2017. https://multimedia.3m.com/mws/media/801225O/measuring-disinfectant-sanitizer-concentration-tech-talk.pdf
    3. The ultimate guide to sanitizers and disinfectants. Hanna Instruments. 2020. https://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:EymMV3J98LYJ:https://blog.hannainst.com/ultimate_guide_sanitizers+&cd=13&hl=es-419&ct=clnk&gl=co
    4. Strain, disinfectant, concentration, and contact time quantitatively impact disinfectant efficacy. Alyssa M. WestPeter J. TeskaCaitlinn B. Lineback, and Haley F. Oliver. 2018. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5883281/ 

 

10 Mitos de limpieza y desinfección

10 Mitos de limpieza y desinfección en tiempos de COVID-19

Con preocupación vemos diariamente desde que se inició la pandemia, errores en las prácticas de limpieza y desinfección, que en ninguna forma favorecen la bioseguridad de las personas. Esto debido básicamente al desconocimiento en el tema pues digamos que hasta ahora la limpieza y la desinfección eran un tema netamente de facilidades hospitalarias, sector farmacéutico y alimenticio. 

Por la actual situación, surge la necesidad de aplicar protocolos de bioseguridad básicos a nuevos panoramas tan sencillos como el diario vivir en nuestro hogar o en empresas donde el tema nunca había sido una prioridad. 

Como empresa sentimos la responsabilidad de lanzar esta guía, donde, basados en nuestro conocimiento en el área, de más de 12 años en el sector de la limpieza y la desinfección especializada del sector industrial y apoyándonos además de los pronunciamientos de entidades gubernamentales como la OMS (Organización Mundial de la Salud), la EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) y el CDC del mismo país (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades); pretendemos instruir a los consumidores en identificar las malas prácticas o los 10 Mitos de limpieza y desinfección.

 

10 MITOS O FORMAS INCORRECTAS DE LLEVAR A CABO UN BUEN PROCESO DE LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN

MITO 1: Pulverizar e introducir cloro u otro desinfectante en mi cuerpo me protegerá contra COVID-19.

No rocíe bajo ninguna circunstancia ni introduzca lejía-cloro o ni ningún otro desinfectante en su cuerpo. Estas sustancias pueden ser venenosas si se ingieren y causan irritación y daños en la piel y los ojos.

El blanqueador y el desinfectante deben usarse con cuidado para desinfectar solo las superficies. Recuerde mantener el cloro (lejía) y otros desinfectantes fuera del alcance de los niños. 

Lavarse las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol o lavarse las manos con agua y jabón son las formas más efectivas de eliminar el virus.

MITO 2: Los sistemas públicos para desinfectar a las personas, como la pulverización a través de túneles o cabinas son seguros.

La pulverización de personas con desinfectantes (como en un túnel, gabinete o cabina) no se recomienda en ninguna circunstancia. Esta práctica podría ser física y psicológicamente perjudicial y no reduciría la capacidad de una persona infectada de propagar el virus a través de gotas o contacto. Incluso si alguien que está infectado con COVID-19 atraviesa un túnel o cámara de desinfección, tan pronto como comienza a hablar, toser o estornudar aún puede transmitir el virus.

MITO 3: Si uso una dosificación de desinfectante mayor es mejor.

La sobredosificación de productos químicos es un problema real en cualquier sector. Tendemos a pensar que a mayor concentración, mejores serán los efectos de la limpieza y la desinfección, pero esto no es exactamente así. Y es que, además de malgastar productos químicos, corremos el riesgo de convertir la limpieza y desinfección en procesos ineficaces. Por ello, se recomienda ofrecer al personal de limpieza las soluciones de limpieza y desinfección previamente preparadas.

Cabe aclarar también que dosificar menor cantidad de desinfectante o subdosificar también es una mala práctica pues estaríamos teniendo dosis subletales que no afectarían a los microorganismos que se pretenden atacar.

La seguridad y la eficacia de un producto desinfectante pueden cambiar en función de cómo se use, solicita siempre a tu proveedor la ficha técnica del producto para identificar cual es la dosificación óptima, estas dosificaciones deben estar respaldadas por estudios microbiológicos llevados a cabo por el proveedor.

MITO 4: Si fumigo o hago aspersión de los espacios exteriores estoy reduciendo el riesgo de COVID-19 para el público. 

No está comprobado. Las áreas al aire libre, como los parques infantiles, parques, calles, etc, generalmente requieren una limpieza de rutina normal, pero no requieren desinfección. No rocíe desinfectante al aire libre: no es un uso eficiente de los suministros y no se ha demostrado que reduzca el riesgo de COVID-19 para el público.

Las superficies de alto contacto hechas de plástico o metal, como las barras de agarre y las barandas, deben limpiarse de manera rutinaria. No se recomienda la limpieza y desinfección de superficies de madera (estructuras de juego, bancos, mesas).

El efecto tóxico de la pulverización con productos químicos como el cloro en las personas puede provocar irritación en los ojos y la piel; broncoespasmo debido a la inhalación y efectos potencialmente gastrointestinales como náuseas y vómitos. Además de las preocupaciones de seguridad de la salud, el uso de desinfectantes en las prácticas de pulverización a gran escala puede evitar que este recurso se use para intervenciones importantes como el tratamiento del agua potable y la desinfección ambiental de las instalaciones de atención médica.

A menos que la etiqueta del producto pesticida incluya específicamente instrucciones de desinfección para nebulización, fumigación o pulverización electrostática o de área amplia, la EPA no recomienda el uso de estos métodos para aplicar desinfectantes. La EPA no ha evaluado la seguridad y eficacia del producto para los métodos que no se abordan en la etiqueta.

MITO 5. «Nebulizar» es suficiente para combatir el COVID 19.

No es suficiente simplemente «nebulizar» un área con un desinfectante que no cumple con los requisitos de la etiqueta donde se especifique que puede ser usado de esta manera y sin una limpieza previa adecuada. En Estados Unidos puede ser una violación de la ley federal. Más importante aún, la aplicación inadecuada del desinfectante puede conducir a una falsa sensación de seguridad; un aumento de los riesgos para la salud y no ser eficaz para reducir el riesgo de propagación de COVID-19.

Sin embargo, los CDC no han considerado el método de «nebulizar» como la forma más efectiva de combatir COVID-19, ya que no limpia la superficie afectada.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que limpie las superficies contaminadas con productos desinfectantes líquidos para evitar la propagación de enfermedades. La nebulización puede ser realizada para control microbiológico (otros virus y bacterias) del ambiente. En el sector alimenticio por ejemplo es una práctica muy utilizada para controlar cargas de microorganismos aeróbicos perjudiciales al proceso. Sin embargo para el COVID-19 no hay evidencia suficiente de que sea efectivo.

MITO 6. Métodos alternativos de desinfección. Las lámparas ultravioletas (UV) pueden usarse para desinfectar las manos u otras áreas de la piel. 

Falso. La radiación UV puede causar irritación en la piel y dañar los ojos. Se desconoce la eficacia de los métodos alternativos de desinfección, como las ondas ultrasónicas, la radiación UV de alta intensidad y la luz azul LED contra el virus COVID-19.

La EPA no revisa rutinariamente la seguridad o la eficacia de los dispositivos pesticidas, como las luces UV, las luces LED o los dispositivos ultrasónicos. Por lo tanto, no puede confirmar si, o bajo qué circunstancias, dichos productos podrían ser efectivos contra la propagación de COVID-19.

MITO 7. Solo desinfectar es suficiente. 

El hecho de desinfectar algo sucio produce que el desinfectante pierda eficacia, porque la suciedad hace de barrera protectora y puede servir de caldo de cultivo para virus y bacterias. Aplicar un producto desinfectante sin haber limpiado previamente la superficie es un error muy común.

A no ser que encontremos un producto 2 en 1, es decir que limpie y desinfecte en un solo paso, es completamente necesario limpiar la superficie en cuestión con detergente y agua antes de aplicar el desinfectante. Solo si nos aseguramos de eliminar la materia orgánica previamente, garantizamos el correcto efecto del desinfectante. De no ser así, corremos el riesgo de que la materia orgánica inactive el efecto del desinfectante.

En la práctica estamos viendo cómo se desinfecta el calzado sucio ingresando a pediluvios, aspersiones en superficies sin una correcta limpieza inicial por ejemplo, todas estas son malas prácticas.

MITO 8: El jabón antibacterial no ayudará.

Hay rumores de que dado que el COVID-19 es un virus y no una bacteria, el jabón antibacteriano no matará al virus. Pero esto simplemente no es cierto. Según Pall Thordarson, profesor de química en la Universidad de Nueva Gales del Sur, Sydney, «El virus es una nanopartícula autoensamblada en la que el eslabón más débil es la bicapa lipídica (grasa). El jabón disuelve la membrana grasa y el virus se desmorona como un castillo de naipes y muere; o más bien, deberíamos decir que se vuelve inactivo ya que los virus no están realmente vivos».

La combinación de agua jabonosa y un roce vigoroso esencialmente desmontará los componentes básicos del virus y disolverá la parte «pegajosa» que hace que el virus se adhiera a la piel humana. Los desinfectantes para manos (con un contenido de alcohol del 60% +) funcionan de manera similar. Sin embargo, no son tan confiables como el agua y el jabón porque no garantizan la misma cobertura de manos.

MITO 9. Verificación de la concentración del producto usado

Como explicamos anteriormente, todos los desinfectantes tienen diferentes concentraciones a las cuales son efectivos contra bacterias y virus. Generalmente esta concentración se mide en partes por millón o mililitros del desinfectante por litro de agua. Esta concentración y su efectividad debe ser validada en laboratorios especializados y debe estar soportada por el fabricante. Todos los productos así tengan un mismo principio activo no funcionarán igual. 

Si esta dosificación se realiza incorrectamente el proceso de limpieza y desinfección no será efectivo y por esto es de vital importancia su verificación. Para resumir, si el fabricante te indica que uses para determinado superficie por ejemplo, un desinfectante a 10 ml por litro, pero dosificas 5 ml, la capacidad microbicida del mismo se puede ver afectada y estarías desperdiciando el producto y poniendo en riesgo tu seguridad.

Conoce cómo con tirillas indicadoras puedes monitorear la dosificación correcta del desinfectante. Link a las tirillas.

MITO 10: Todos los productos para limpiar y desinfectar son los mismos. Que estén respaldados por una empresa con trayectoria no importa.

Fíjate bien con que empresa vas a adquirir estos productos. Vemos miles de productos que abundan en internet y las redes sociales prometiendo resultados rápidos y extraordinarios contra el COVID-19. Muchos de estos tienen un común denominador, son fraudulentos y ponen en riesgo la salud de los colombianos. 

Su salud debe estar en manos de un buen proveedor que mínimamente cuente con requerimientos de fabricación confiables; una planta certificada por el INVIMA  es un sello de seguridad y calidad que se debería exigir. Así te aseguras de que los procesos de fabricación de tu proveedor son seguros y que los estándares de calidad son altos. Puedes requerir también estudios microbiológicos e información técnica relevante del producto.

El precio no debe ser la variable diferenciadora de estos productos, tu salud es más importante.

Esperamos con esta guía sobre los 10 Mitos de limpieza y desinfección, haberte ayudado a aclarar algunas de las dudas más comunes en estos tiempos de pandemia. Queremos que realices estos procesos lo más acertadamente posible. El COVID-19 es una situación extremadamente grave y entendemos que tu salud y seguridad, la de tus empleados y familia está en juego. No te arriesgues; contacta a los profesionales, con gusto te asesoraremos.

BIBLIOGRAFIA
    1. WHO-World Health Organization. Coronavirus disease (COVID-19) advice for the public: Myth busters https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/myth-busters
    2. EPA-Enviromental Protection Agency. Frequent questions related to Coronavirus (COVID-19). https://www.epa.gov/coronavirus/can-i-use-fumigation-or-wide-area-spraying-help-control-covid-19
    3. CDC-Center for Disease and Control Prevention. Cleaning and Disinfecting Your Facility.https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/community/disinfecting-building-facility.html

 

Pediluvios

TAPETES SANITIZANTES (PEDILUVIOS): DESINFECCIÓN DE BOTAS

Un aspecto importante en la industria de alimentos es la higiene de la dotación del personal implicado en la elaboración de los productos. TAPETES SANITIZANTES

Toda empresa productora de alimentos debe tener un protocolo de limpieza y desinfección para los empleados que entren en contacto con materias primas, equipos, utensilios, ingredientes, material de empaque, producto en proceso y producto terminado.

La higiene de los manipuladores de alimentos es esencial para la producción segura e inocua de cualquier producto alimenticio, por lo tanto, el personal que trabaja en áreas donde el producto está expuesto debe usar uniforme, limpio y en buen estado.

Desinfección de botas

En esta ocasión hablaremos sobre la limpieza de las botas antes del ingreso a planta, para la cual existen los pediluvios o tapetes sanitizantes. Estos equipos sirven para reducir la carga de microorganismos que se encuentran en el calzado y que son causales de enfermedades. Están diseñados para desinfectar zapatos y botas a la entrada de los procesos. Pueden utilizarse en aplicaciones húmedas y secas y en diversos tamaños y capacidades. Otra de sus ventajas es el ser portátiles, pueden ser reubicados constantemente y su proceso de limpieza es mucho más fácil a un pediluvio tradicional.

Para que sean efectivos, se recomienda un proceso de dos pasos. Primero la limpieza de las botas con PURE DEGRAS (detergente neutro) y después, la desinfección en los Tapetes Sanitizantes con GLUTAPURE (desinfectante líquido, actúa bajo presencia de materia orgánica). Los pediluvios deben ser ubicados en el filtro sanitario de la planta. También deben controlarse por todas aquellas personas que lo usan diariamente. De esta forma se asegura que el desinfectante se cambia cuando está sucio visualmente o cuando no marca las partes por millón (ppm) establecidas en el plan de limpieza y desinfección estipuladas para este proceso, y que las soluciones utilizadas sean mezcladas a las dosificaciones apropiadas. El GLUTAPURE, es el producto recomendado para utilizar con los tapetes sanitarios. Es un desinfectante de alto nivel a base de glutaraldehido y amonios cuaternarios, específicamente diseñado para reducir a cargas microbiológicas en dicho proceso.

 

COVID-19 Medidas preventivas y de mitigación contra el SARS-CoV

COVID-19: Medidas preventivas y de mitigación contra el SARS-CoV-2

Protocolos de limpieza y desinfección recomendados

FLOW CHEM S.A.S, responsable por la producción y comercialización de productos químicos para los procesos de limpieza y desinfección, emite este protocolo de desinfección para sus clientes como guía de implementación para evitar la propagación del COVID -19 Coronavirus.

La efectividad de un sistema de desinfección depende de factores como el tipo y características del material o superficies a desinfectar, el tipo de desinfectante a utilizar y la concentración requerida, el tiempo de exposición necesario para garantizar su eficacia como desinfectante y el respectivo método de aplicación, así como los posibles riesgos o daños a los materiales o superficies desinfectadas.

Es importante aclarar también que esta guía únicamente tiene intenciones de direccionar los procesos de limpieza y desinfección de superficies y ambientes. La aplicación de desinfectantes en la piel y partes externas del cuerpo con alguno de los productos listados por la EPA, no hacen nada para abordar el gran reservorio de virus que una persona infectada lleva dentro de su cuerpo, especialmente para las personas asintomáticas. Adicionalmente, la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos de Norteamérica (FDA), recomienda no usar aerosoles desinfectantes o toallitas húmedas sobre la piel. Esto debido a los riesgos a la salud por el contacto directo a los productos químicos. (1)

Consideraciones

Es importante conocer que dependiendo de los agentes químicos utilizados se pueden lograr niveles distintos de desinfección y estos pueden ser:

Desinfección de alto nivel (DAN): Es realizada con agentes químicos líquidos que eliminan a todos los microorganismos. Como ejemplos: glutaraldehído, ácido peracético, el dióxido de cloro, el peróxido de hidrógeno y el formaldehído, entre otros.

Desinfección de nivel intermedio (DNI): Se realiza utilizando agentes químicos que eliminan bacterias vegetativas, mycobacterium, virus y algunas esporas bacterianas. Aquí se incluyen el grupo de los fenoles, hipoclorito de sodio, el alcohol, la cetrimida, el grupo de amonios cuaternarios y otras asociaciones de principios activos.

Desinfección de bajo nivel (DBN): Es realizado por agentes químicos que eliminan bacterias vegetativas, hongos y algunos virus en un período de tiempo corto (menos de 10 minutos). Como, por ejemplo, cloruro de benzalconio. (2)

Requerimientos Iniciales para garantizar un correcto protocolo

Limpieza: Para realizar el proceso de desinfección como objetivo evitar el contagio del COVID -19 se recomienda realizar primero la limpieza de las superficies. Eliminando la carga orgánica que puede alterar la efectividad de la molécula de desinfección.

Desinfección: Realizar el proceso en el ambiente y las superficies por medio de bombas de fumigación, aspersores y/o nebulizadores.

Recomendaciones de Prevención para la Industria en General

1. Por zonas y elementos exteriores

FACHADAS Y EXTERIORES: Aplicar solución desinfectante realizando el proceso de arriba hacia abajo en cortas distancias. Aplicando a todas áreas incluido-carreteras, andenes, puertas, ventanas y todo tipo de superficie del exterior.

BAHÍAS DEL ÁREA DE CARGUE Y DESCARGUE: Utilizar solución desinfectante realizando el proceso de arriba hacia abajo en cortas distancias. Aplicando en muelles, compuertas y cortinas de los vehículos de transporte, área de parqueo, almacenamiento de canastillas sucias entre otros.

CARROS Y CAMIONES DE CARGA

Descargue de mercancía: Utilizar solución desinfectante, aplicando en llantas, parte exterior e interior de la cabina; se debe garantizar que el conductor realice las medidas implementadas para evitar el contagio. Para la bodega de almacenamiento de insumos, se recomienda la aplicación del desinfectante después de cada descargue de mercancía.

Cargue de producto: Después de la limpieza del vehículo, aplicar la solución desinfectante (ver tabla DOSIFICACIONES PARA SUPERFICIES Y AMBIENTES) por medio de bombas de fumigación, aspersores o nebulizadores; realizando el proceso de arriba hacia abajo en cortas distancias, aplicando en llantas, parte exterior de la cabina. Para la parte interna del remolque, aplicar dejar actuar de 5 a 10 minutos y enjuagar. Se debe garantizar que el conductor realice las medidas implementadas para evitar el contagio.

Parte interna de cabinas: Se recomienda aplicación de alcohol etílico por medio de aspersión, si no lo tenemos a la mano aplicar por aspersión y retirar con paño limpio.

2. Desinfección de personal Operativo, Administrativo y conductores

Ingreso a la planta: Se recomienda la implementación de análisis de estado de salud del personal; con toma de temperatura y encuesta para determinar si presenta o no una o varios síntomas, validado el ingreso a la planta. Además, la implementación del proceso de desinfección del personal en general. Ejecutando medidas preventivas como el lavado obligatorio de manos antes del ingreso, desinfección por aspersión de prendas de vestir, calzado y objetos personales.

Ingreso al área de producción: Se recomienda la implementación de desinfección de la dotación en el área de estación de limpieza. Antes del ingreso del personal operativo, logística y posibles visitantes, aplicación por nebulización o aspersión.

Pediluvio de desinfección de calzado: se recomienda la implementación al ingreso de la planta de disponer pediluvio seco o húmedo, sistema de desinfección por aspersión para prevención en calzado.

3. Recomendaciones para la Industria Alimentaria

Basados en los lineamientos emitidos por el Ministerio de Salud, las industrias en general deben desarrollar un plan de contingencia y de bioseguridad para mejorar las condiciones higiénicas de su proceso y prevenir contagios. Para el sector alimentos, el INVIMA -Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos- realiza una serie de recomendaciones. En éstas se pide especial énfasis en la recepción de materias primas, la elaboración, almacenamiento de productos y el refuerzo de los sistemas de trazabilidad (tanto para materias primas como producto elaborado). El INVIMA además recomienda (3)

Desinfección de plantas de producción: Cada planta de procesamiento de alimentos y bebidas en su implementación de las Buenas Prácticas de Manufactura, posee un protocolo de limpieza y desinfección. Debe reforzar estas actividades y propone realizar procesos de choque con pH ácidos para garantizar la eliminación de biocapas y disminución de carga microbiológicas. Así mismo recomienda aumentar la frecuencia de desinfección, sin alterar las diluciones ya implementadas.

Prevención de contagio en plantas de producción: Se recomienda la implementación de procesos de desinfección en estaciones de limpieza baños, pasillos de ingreso a la planta, vistiere, zonas

sociales, recepción, oficinas de calidad, áreas administrativas (protegiendo los equipos de cómputo) etc.; garantizando frecuencia por lo menos cada tres horas o después de los horarios de descanso.

Como seleccionar el desinfectante adecuado

Construimos las siguientes tablas con desinfectantes recomendados para realizar los protocolos de bioseguridad con sus respectivas dosificaciones. Abarcamos la desinfección de superficies, ambientes y calzado. Estas recomendaciones están basadas en la lista N de la EPA-Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos: Desinfectantes para usar contra SARS-CoV-2 (COVID-19) (5) y en los lineamientos de desinfectantes y diluciones recomendadas por el Ministerio de salud y de protección social basados en los principios activos de los mismos. (1)

DOSIFICACIONES PARA SUPERFICIES Y AMBIENTES

SARS-CoV-2 (COVID-19)

USO EN PEDILUVIOS PARA DESINFECCION DE CALZADO

DOSIFICACIONES PARA SUPERFICIES Y ÁREAS CON COVID–19 POSITIVOSARS-CoV-2 (COVID-19)

 

Bibliografía
      1. Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Frequently Asked Questions. https://www.fda.gov/emergency-preparedness-and-response/coronavirus-disease-2019-covid-19/coronavirus-disease-2019-covid-19-frequently-asked-questions
      2. Limpieza y Desinfección en Servicios de Salud ante la introducción del nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) a Colombia. Ministerio de Salud, 2020 https://www.minsalud.gov.co/Ministerio/Institucional/Procesos%20y%20procedimientos/GIPS07.pdf
      3. ORIENTACIONES SOBRE MEDIDAS PREVENTIVAS Y DE MITIGACIÓN PARA REDUCIR LA EXPOSICIÓN Y CONTAGIO POR INFECCIÓN RESPIRATORIA AGUDA CAUSADA POR EL SARS-CoV-2 (COVID-19) https://www.minsalud.gov.co/RID/circular-conjunta-001-abril-2020.pdf
      4. Recomendaciones para el sector de alimentos y bebidas ante situación del covid-19. https://www.invima.gov.co/recomendaciones-para-elsector-de-alimentos-y-bebidas-ante-situacion-del-covid-19
      5. Lista N: Desinfectantes para usar contra SARS-CoV-2 https://espanol.epa.gov/espanol/lista-n-desinfectantes-para-usar-contra-sars-cov-2

 

Alérgenos encubiertos recalls

Los Alérgenos Encubiertos, principal causa en Recalls

Seguridad Alimentaria – Recall

La seguridad alimentaria siempre ha sido un reto para la industria de alimentos y aún más hoy en día donde la producción y comercialización de alimentos se ha globalizado. Esto ha llevado a la industria a implementar nuevas estrategias que permitan asegurar la inocuidad y calidad de sus productos y además, que no vayan a presentar un riesgo potencial para la salud de sus consumidores. 

Unas de las estrategias que ha definido la industria es el RECALL, la cual tiene como función retirar productos del mercado, ya sea por no ser inocuo, por estar alterado, contaminado, mal rotulado, o bien por no cumplir con las regulaciones sanitarias.

El Recall puede llevarse a cabo de dos formas, el voluntario cuando el fabricante percibe un defecto en su producto y de forma autónoma decide retirarlo y el obligatorio cuando una autoridad gubernamental identifica un defecto o una violación a la ley y obliga a la empresa a realizar el retiro.

Entre las principales razones por las cuales se obliga a una empresa hacer un Recall son: 

    • Error de rotulación.
    • Defectos de empaque.
    • Contaminación por microorganismos patógenos.
    • No declaración de alérgenos.
    • Contaminación química y/o física.

En Estados Unidos “los alérgenos encubiertos o no declarados”, es decir, que no aparecen enlistados en la etiqueta, son la principal causa de retiro de alimentos del mercado según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

También en el 2018, se reportó que cada año millones de estadounidenses tienen reacciones alérgicas a los alimentos. Aunque la mayoría de los síntomas pueden ser leves, algunas alergias pueden generar reacciones graves que ponen en riesgo la vida.

Entre el 2009 y 2012, la FDA informó que aproximadamente la tercera parte de los alimentos reportados como riesgo a la seguridad alimentaria involucraron alérgenos encubiertos y los alimentos implicados con más frecuencia fueron productos de repostería, bocadillos y golosinas, dulces, productos lácteos y aderezos. Asimismo, se logró identificar que los alérgenos involucrados con más frecuencia fueron la leche, el trigo y la soya.

En lo que va del 2020, se han realizado 11 Recalls por alérgenos en Estados Unidos en alimentos que incluyen trigo, leche, huevo, gluten, soja y sulfitos no declarados. La FDA constantemente está actualizando una Lista de Recalls con información recopilada de comunicados de prensa y avisos públicos. 

Alérgenos encubiertos y las leyes sobre su etiquetado

Los datos sobre los retiros de alimentos realizados indican que todo se debe al mal uso de la etiqueta. También a la falta de uso de buenos métodos para detectarlos en la industria. Por estas razones la FDA hace cumplir la Ley sobre el Etiquetado de Alérgenos Alimentarios y Protección al consumidor (FALCPA, por sus siglas en inglés) que establece las normativas para el etiquetado de alimentos, e incluye la declaración de alérgenos. De igual forma, en Colombia se adoptó la normativa mediante la resolución 5109 de 2005 frente al etiquetado y declaración de alérgenos.

Actualmente Colombia cuenta con un sistema de gestión de alertas sanitarias que maneja el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) para alimentos y bebidas. Sin embargo, falta comunicación e información constante a los consumidores sobre estas alertas y en cuanto a Recalls en el país por alérgenos, no se cuentan con cifras. 

Además, Flow Chem su aliado estratégico en pro de la seguridad alimentaria cuenta con métodos para la detección de alérgenos no específicos que le permitirán cumplir la regulación en caso que en su proceso esté involucrado los alérgenos de interés alimentario. 

Contamos con dos hisopos, Proclean y Allersnap con los cuales se obtienen resultados rápidos en planta que le permitirá realizar los respectivos correctivos en su proceso en caso de hallazgo. Igualmente, rentables en comparación con otras técnicas disponibles en el mercado como ELISA o PCR.

Comuníquese con nosotros, uno de nuestros asesores le brindará toda la información necesaria e idónea para su negocio.

 


Bibliografía:

Recall en la industria alimentaria: una estrategia sanitaria por implementar en Colombia. Roncancio J, Diaz A, Egoavil M. 2016. http://www.scielo.org.co/pdf/rfmun/v64n4/0120-0011-rfmun-64-04-00727.pdf

Se encuentra alérgenos alimentarios donde no debería haberlos. FDA. 2014. https://www.fda.gov/consumers/articulos-en-espanol/se-encuentra-alergenos-alimentarios-donde-no-deberia-haberlos

Recalls, Market Withdrawals & Safety Alerts. FDA. 2020. https://www.fda.gov/safety/recalls-market-withdrawals-safety-alerts

Alergias a los alimentos Lo que usted debe saber. FDA. 2018. https://www.fda.gov/food/buy-store-serve-safe-food/alergias-los-alimentos-lo-que-usted-debe-saber

Manual de buenas prácticas de recall. InnovaChile. 2011. http://www.inofood.cl/neo_2011/pdf/Manual%20Recall%20FINAL%20V3.pdf

1 2 3 8
Abrir chat
1
¿En qué podemos ayudarte?